Cierre anual del Programa de Acompañamiento Escolar

Isabel Hernández Vega / Mercedes Pisoni / Lucia Miñón

Fundación Comunidad / La Jugarreta / Caminando Unidos


Hace 8 años inició el Fondo Educación después de invitar a “La Jugarreta espacios de participación A.C.” y al “Proyecto de Educación Alternativa Caminando Unidos A.C. a co-construir una metodología de acompañamiento a niñas, niños y adolescentes en riesgo de deserción escolar y que los fortaleciera de manera integral , a ellos, a sus familias y a su comunidad, generando cambios que después de 8 años podemos ver en el sistema mismo.


El programa ha ido modificándose según el mismo contexto cambiante en el que vivimos y tomando en cuenta las necesidades de los participantes, siendo evidente durante los tiempos de crisis como el sismo y la pandemia, el valor de este acompañamiento.


En esta nota podrán leer dos aproximaciones distintas al cierre del año escolar 2021-2022, pero las dos llenas de lecciones, aprendizajes y reflexiones que esperamos cautiven su corazón hacía el trabajo de estas dos organizaciones y la implementación del programa educativo del fondo educación.



1.- La importancia del arte en el desarrollo de las adolescencias. La Jugarreta, espacios de participación.


El Programa de Acompañamiento Educativo para Jóvenes de Tepoztlán, que forma parte del Fondo Educación, tiene por objetivo apoyar a un grupo de adolescentes en su desarrollo integral para fortalecer su proceso educativo y evitar la deserción escolar.


Durante el ciclo escolar ofrecemos a un grupo de adolescentes de secundaria diferentes espacios de aprendizaje con la intención de que puedan mejorar su rendimiento escolar (apoyo escolar permanente), desarrollar habilidades culturales, artísticas, deportivas (mediante talleres extraescolares) y reflexionar sobre temas de vida propios de la edad (talleres de habilidades para la vida). Desde 2014, año en que inicia el programa, hemos observado que estas áreas de acompañamiento son una oportunidad para impulsar y fortalecer el desarrollo de habilidades en las y los adolescentes, preparándolos también para futuros retos en la juventud y la adultez.


En el área de talleres extraescolares, cada semana las y los 15 estudiantes toman diferentes clases en base a un programa temático que el mismo grupo arma de acuerdo a sus intereses. Durante el ciclo escolar que acaba de concluir decidieron tener clases de: origami, collage fotográfico, acuarela, grabado, expresión corporal, pastelería y frisbee. Como vemos, hubo un amplio interés por diferentes disciplinas artísticas.


Estos módulos proporcionaron a las y los adolescentes los conocimientos necesarios para tomar fotos con celular e intervenirlas con diferentes técnicas de collage, pintar personajes y paisajes en acuarela, tallar e imprimir grabados en diferentes técnicas incluso sobre tela y en la piel. En general se impulsó el desarrollo de habilidades artísticas y de creatividad, el conocer obras artísticas reconocidas, tener un pensamiento crítico, además de realizar creaciones en forma colectiva e individual.


Como parte del seguimiento del programa realizamos diferentes evaluaciones acerca de los aprendizajes y habilidades desarrollados durante el año. Estas evaluaciones arrojaron que la mayoría de los estudiantes no había tenido contacto previo con esas disciplinas artísticas (94%) incluso les daba inseguridad enfrentarse a ellas (65%). Hacia el final del ciclo, hubo un notable incremento: el 70% se sentía seguro al pintar con acuarelas, realizar origami, foto o grabado. Respecto al gusto por realizar una actividad artística también se reporta un aumento hacia el final de los talleres: de un 56% que respondió que le gustaba mucho, se incrementó a un 70%. Cuando se les preguntó ¿en qué creen que les ayuda el aprender estas disciplinas, la mayoría al inicio respondió “no sé”, y hacia el final del año, otros sentidos aparecieron en sus respuestas: “a expresarme”, “para mejorar mis emociones y sentirme mejor”, “para calmar mi ansiedad”, “para sentirme segura de mí misma”.


Mas allá de los porcentajes que puedan arrojar las evaluaciones tantos sus maestras/os, como sus padres y el equipo que les acompaña han observado un incremento en la motivación para conocer y aprender más, que en definitiva impacta también en su actitud frente al estudio y al aprendizaje en general. Incluso varias de las mamás nos comentan que estas clases han hecho que sus hijas “hayan desarrollado más seguridad y una identidad de sí mismas” incluso que “han aprendido a organizarse mejor y de manera más autónoma”


Los procesos creativos propuestos por las maestras y maestros de talleres han logrado fortalecer aspectos personales: las y los adolescentes comentaron que estos talleres también les ayudaron mucho a sentirse mejor consigo mismos frente al estrés escolar. También han favorecido procesos grupales: el trabajo en equipo, la cooperación y organización, logrando crear obras en conjunto como el mural colectivo en las instalaciones de La Jugarreta o el diseño e impresión en grabado de sus camisetas para el equipo de Frisbee. Creemos que es de vital importancia seguir sumando diferentes disciplinas artísticas en la vida cotidiana de las adolescencias y juventudes, ya que como vemos, fortalece varias áreas de su desarrollo a la vez, contribuyendo a una mejor calidad en sus vidas y sus relaciones.



2.- Cierre del ciclo 21-22. Caminando Unidos

El ciclo agosto 2021 – julio 2022, representó un gran reto, fue regresar de forma presencial a las actividades con todas las precauciones y cuidados sugeridos, reencontrarnos, con alegría, esperanza, inquietud incluso tal vez con un poco de miedo y mucha incertidumbre. Vimos como aumentó la deserción escolar, al empezar a trabajar con los niños nos encontramos con una gran flojera, perdida de la disciplina, población nueva en muchos casos. Fue retomar, reinventar y crear algo nuevo. Iniciamos con 15 niños y niñas estudiando en el sistema INEA, concluimos con 30.


Cada niño y niña del Fondo Educación además de participar en las actividades del programa formativo y de alimentación, tuvieron asesorías personalizadas en su grado de estudios, todos presentaron cuando menos un examen, hay quienes lograron más de 7 exámenes. Fue el año en que más módulos se aprobaron. También, debido a la necesidad se creó el programa de atención a jóvenes estudiantes de preparatoria.


En cada niño, niña, joven se puede observar que algo cambio en su ser, para algunos como Cesar el atreverse a participar en la obra de teatro fue su gran logro, ya que suele ser un joven muy tímido, para otros como Lupita su logró fue pasar siete módulos. Nuestro programa permite que cada niño avance en su desarrollo personal a su propio ritmo. Sin duda un año de muchos logros.




Publicaciones recientes