Conectando Comunidades en las Américas

Heidi Pohl

Coordinadora del proyecto CCA


Nuestros avances en el proyecto con CCA (Conectando Comunidades en las Américas), va por muy buen camino. Luego de lograr un acercamiento a la comunidad migrante de Axochiapan en Minneapolis, nos hemos concentrado en trabajar inicialmente con comunidades de base en las localidades de Marcelino Rodríguez y Telixtac en Axochiapan. Nuestro grupo focal, mujeres. El lugar de trabajo, los traspatios de las viviendas, como lugares de empoderamiento femenino, aprendizaje y construcción colectiva.


En las regiones mencionadas anteriormente, era muy poco usual encontrar cooperativas o emprendimientos colectivos que brindaran espacios de solidaridad, cooperación y posibilidades de ingresos económicos adicionales, lo que evita generar vínculos de apoyo e impulsa a la migración en una zona principalmente agrícola.


Descubrimos que en la zona existe un fuerte arraigo a la tierra, y a las festividades patronales, las cuales son una increíble mezcla de sincretismo cultural. Sin embargo, también encontramos una fuerte desconfianza y falta de colaboración lo que ha debilitado a las comunidades.


Tanto en Marcelino como en Telixtac, el generar un propósito de desarrollo comunitario, en el que las participantes tengan voz y puedan expresar sus sueños, sus necesidades y sobre todo sus habilidades, nos ha permitido acompañar la conformación de nuevos colectivos, en los cuales la experimentación, el cuidado, el respeto y el sentido de lo colectivo han estado muy presentes. Ha sido un proceso lento, sin embargo hoy podemos decir que hemos avanzado en la construcción de confianza y en un sentido de “juntos podemos”. Así mismo la participación de niñas, niños y jóvenes ha sido muy positiva y proactiva, desde el desarrollo de la creatividad.


En Marcelino trabajamos actualmente con 8 mujeres pertenecientes a 8 familias, quienes están trabajando alrededor en un emprendimiento de agregar valor a productos agrícolas locales, tales como higos, mango y tamarindo, brindando así nuevas posibilidades de ingreso familiar, trabajando con productos locales. En las últimas semanas han estado experimentando con diferentes recetas para hacer pruebas de mercado, inicialmente de manera regional.


En Telixtac estamos trabajando con 12 mujeres pertenecientes a diferentes familias quienes han manifestado su interés de rescatar tradiciones culturales tales como el trabajo en barro (contamos con dos abuelas que aún manejan las técnicas del comal), y el bordado. El propósito es mejorar técnicas, combinar saberes y desarrollar diseños que les de una identidad a su trabajo. Al igual que en Marcelino la idea es explorar inicialmente mercados locales para luego buscar nuevas posibilidades principalmente en las comunidades migrantes de Minneapolis.

Publicaciones recientes