Coincidir y aprender en el intercambio de experiencias, lugares, disciplinas y actores sociales

Imke Hindrichs

Profesora Investigadora del CITPsi-UAEM


El 25 de agosto tuvimos la oportunidad de participar en la mesa redonda virtual, promovida por la Universidad Autónoma de Querétaro, “Los significados del trabajo en las economías alternativas”, desde Fundación Comunidad y el Centro de Investigación Transdisciplinar en Psicología CITPsi de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos UAEM. El encuentro surgió desde nuestra participación con un artículo en un dossier especial del mismo título en la Revista Latinoamericana de Antropología del Trabajo (Vol. 6, No. 13) que se publicó en el mes de junio:

http://www.ceil-conicet.gov.ar/ojs/index.php/lat/issue/view/47


En este trabajo, junto con Jennifer Arias Reyes de Fundación Comunidad, Imke Hindrichs, Belem Quezada Díaz, Aime Margarita de la Hoz Becquer y Juan Pablo Muciño Correa del Programa de Investigación Economía Solidaria y Trabajo Informal ESTI del CITPsi, presentamos un análisis desde metáforas organizativas y una mirada psicosocial de los significados atribuidos a sus grupos por las mujeres que participaron en las actividades e iniciativas del Fondo Equidad de Género (convocatoria 2019), especialmente en los talleres facilitados por el equipo ESTI, como resignificación de su trabajo organizado como alternativa de resistencia al sistema capitalista desde una racionalidad reproductiva.


La mesa redonda nos dio la oportunidad de compartir y discutir la experiencia del Fondo Equidad de Género y nuestros aprendizajes con las demás autoras del número especial, los coordinadores del dossier y un comentarista. Conocimos así experiencias más instituidas de Economía Social y Solidaria por un lado y propuestas innovadoras por el otro, especialmente en México y Brasil, analizadas desde diferentes disciplinas de las ciencias sociales y humanas. El intercambio de reflexiones nos permitió dar cuenta de la especificidad contextual de cada iniciativa y de la importancia de no reducirlas a modelos socio-económicos preconstituidos entre estado y mercado, sino de partir de la práxis de las y los protagonistas de estas propuestas, acomunadas por presentarse como alternativas desde abajo y transformadoras de formas establecidas de organizar el trabajo humano, donde su resignificación invierte la lógica capitalista, considerando las ganancias económicas como medio para el fin del bienestar psicosocial y comunitario. Asumiendo así la peculiaridad de cada propuesta, iniciativa y experiencia, múltiples y variadas entre lo rural y lo urbano, lo ancestral y lo moderno, se hace posible sin embargo el aprendizaje recíproco, reconociéndonos en las diversidades, pero también en el deseo, la necesidad y la pretensión de transformación de la realidad social. El aprendizaje del espacio de intercambio en la mesa redonda refleja así el aprendizaje en las actividades propuestas por Fundación Comunidad, que reportan las mujeres participantes en el Fondo Equidad de Género, como ejemplifica el comentario de una compañera en los talleres facilitados por el equipo ESTI: “Nos ha servido mucho el coincidir con otros compañeros… con otras empresas. A diferencia de una empresa que maneja una economía completamente empresarial y nosotros que nos manejamos como… economía solidaria, hemos aprendido mucho también en esa parte. Las experiencias son completamente diferentes, nosotros siempre vamos de la mano con un bienestar grupal”.


Consideramos importante estos intercambios a nivel local y más global, al menos desde diferentes regiones de América Latina, hechos posibles y más viables por los dispositivos virtuales, no sólo para resaltar la necesidad de analizar estas realidades desde múltiples miradas disciplinares y poner estas miradas a diálogo, que nos convoca en el CITPsi con nuestra aspiración a la transdisciplinariedad, sino sobre todo para remarcar la necesidad de colaborar entre diferentes actores sociales para promover, fortalecer y difundir las iniciativas en nuestras comunidades, donde el papel de la academia en colaboración con organizaciones de la sociedad civil puede estar al servicio de estas iniciativas para comprender y acompañarlas más que para prescribirles su devenir. En este sentido, esperamos que la colaboración entre Fundación Comunidad y el CITPsi pueda seguir en el tejido de redes comunitarias.


Publicaciones recientes