La posibilidad de incidir desde las fundaciones comunitarias

Erik Friend

Presidente del Consejo de Fundación Comunidad


En Fundación Comunidad participamos, desde hace un par de años, en el programa Conectando Comunidades en las Américas (CCA). Este programa pretende generar lazos de trabajo entre comunidades trasnacionales para impulsar el desarrollo de base de las comunidades, de donde han migrado personas. En nuestro caso estamos trabajando de la mano con organizaciones comunitarias en Minneapolis, impulsando junto con ellas el trabajo comunitario en Axochiapan. En esta localidad se han creado grupos de mujeres que están comenzando a incubar proyectos productivos sociales, a partir de sus propios saberes tradicionales.


CCA es un programa donde nos reunimos diversos actores de distintas latitudes de las Américas y se ha convertido en un espacio de intercambio, diálogo y aprendizajes, en torno a los procesos migratorios que marcan la vida comunitaria en diferentes partes de América Latina, lo que ha permitido ampliar la red de trabajo y alianzas.


Por ello participamos en el evento que se realizó en septiembre, en San Antonio, Texas, “Cultura, identidad y equidad en nuestras comunidades”. Esta fue una iniciativa de Conectando Comunidades en las Américas (CCA), CFleads, y una muy buena amiga, Lisa Schalla (quien fue directora de la Fundación Comunitaria de Punta de Mita con quien coincidí en el consejo de Comunalia). El evento inició con la presentación de una poeta originaria de San Antonio, Carmen Tafolla…, me encantó la forma como explicó las "otras" historias del lugar.


Yo sabía de las historias opuestas, respecto al Álamo: de la versión mexicana y la versión estadounidense. Estas dos historias son versiones oficiales: autoritarias, machistas y ambas con influencia europea; pero Carmen trajo otras versiones más, por ejemplo, una que parte desde la mirada de los pueblos originarios que habitaban tal lugar (antes de la llegada de los “méxico-españoles” y de los “Gringos”). Ninguna de las historias oficiales menciona a los pueblos originarios, y esta omisión nos invita a la siguiente pregunta, “si la iglesia católica puso las misiones en esa área, ¿estas misiones para quién fueron hechas?". También contó la versión de la historia desde la mirada de las mujeres.


Las siguientes oradoras reforzaron estos temas, y profundizaron las conversaciones sobre los sistemas y estructuras de injusticia, que han generado y siguen generando, la gran disparidad económica en el mundo; pero San Antonio, particularmente tiene una marcada disparidad en comparación a otras ciudades.


Toda la vida el tema de la justicia ha sido una preocupación central para mi. Mi mamá cuenta que cuando tenía 5 años veía algunos acontecimientos y yo gritaba: "¡But that's not fair!". Mi tiempo en Haití y luego en Nicaragua en los 80's, reforzó esa pasión y compromiso en generar un mundo más justo, pleno y sustentable.


Y cuando entré a la fundación comunitaria, pensé, esto es bueno porque es desarrollo comunitario en lugar de caridad o asistencialismo. Pero, a la vez, sentía que los temas estructurales de fondo, las causas sistémicas de raíz no las íbamos a tocar aquí. Teníamos que andar por un camino muy angosto entre los donantes y los financiadores más conservadores, de cierta forma "del sistema" y los grupos de base. Pero ahora me encuentro con estas conversaciones que nunca pensé poder tener en este espacio, además de artículos en la mainstream revista Inside Philanthtopy, donde hablan abiertamente de este tema. Es por ello que considero que las fundaciones comunitarias se están convirtiendo en una ventana de esperanza, por donde podemos abordar muchos temas de manera abierta y frontal para impulsar todo el trabajo de base que realizan las comunidades con una mirada más amplia y poder incidir de manera humilde en problemáticas profundas.


Un orgullo ser parte de este movimiento.


Publicaciones recientes