Proyectos que abren nuevos caminos de reciprocidad e intercambio

Jenny Arias



Durante estos últimos cuatro años hemos acompañado a familias y grupos que construyeron sus viviendas. En este caminar nos encontramos con varios retos y limites, pero a pesar de ello, aprendimos que el trabajo colectivo nos da certezas y sentido. De tal modo, que los proyectos van ampliando sus ciclos y ritmos. En este sentido, las familias reconocen que el bienestar se construye en colectivo. La construcción de sus viviendas da cuenta de estas prácticas comunitarias. Las alianzas han sido clave en este proceso y ahora, son vitales para continuar expandiendo sus conocimientos, lazos sociales y sus identidades mediante huertos familiares o traspatio.


El proyecto de reconstrucción incorpora el elemento de sustentabilidad. Donde las familias que se sienten convocadas, cuenten con un espacio de producción de sus alimentos, frutas, verduras y plantas medicinales. Desde hace unos meses, en la comunidad de Xoxocotla se han impulsado talleres agroecológicos, están elaborando compostas, almácigos, preparación de la tierra, entre otros temas. Además, de generar conocimientos y saberes técnicos sobre los huertos de traspatios, se producen espacios para habitar de forma armónica con el medio ambiente. Al reconocer los ritmos y ciclos de la naturaleza, e identificar los ecosistemas que se construyen alrededor.


Los beneficios de contar con huertas familiares son innumerables, y se pueden enfrentar varios problemas que están interrelacionados con la seguridad alimentaria, económica, la salud y nutrición, además de generar espacios de convivencia e intercambio con quienes se implican en este proceso. Nos parece necesario acompañar a las comunidades a construir estos procesos de sostenibilidad y sustentabilidad.


Las redes abren caminos para continuar sembrando y cosechando el trabajo colectivo, la reciprocidad y el intercambio. El Centro Agroecológico del Sur, Yankuik Kuikamatilistli y las familias están tejiendo juntos este entramado. Seguramente, conformaran espacios de intercambio que promuevan la soberanía alimentaria y que las comunidades en Morelos puedan generar procesos autogestivos y de cuidado colectivo.


¡¡¡Sigamos sembrando capacidades!!!

Publicaciones recientes